En mi época de estudiante en la facultad de medicina, detestaba la «Anatomía». Trabajar con cadáveres era no sólo desagradable sino también poco informativo. Las estructuras de importancia vital, como los conductos y vasos sanguíneos, eran difíciles de identificar mediante disección, los dibujos anatómicos en nuestros libros de texto parecían tener escaso o nulo peso en lo que estaba observando en el laboratorio de anatomía o en el quirófano, y tenía incluso menos relevancia aparente para la práctica de la medicina o la cirugía.
Cuando la TC llegó al final de mi residencia, todos tuvimos que pelear para aprender cómo interpretar estos nuevos cortes anatómicos del cuerpo. Los textos ya existentes tenían una utilidad limitada en la interpretación de las imágenes axiales TC, y eran una ayuda incluso menor cuando la RM llegó con sus nuev..{seguir leyendo}

$AR 1.700,00.-

ENVÍOS A TODO EL MUNDO VER MODOS Y COSTOS
hasta 3 cuotas sin interés VER FORMAS DE PAGO
Puede pagarlo en 3 pagos de $AR 566,67 cada uno